Saltar al contenido

¿Eres dependiente emocional o simplemente estás enamorado? Descubre las diferencias y cómo evitar la codependencia

    ¿Eres dependiente emocional o simplemente estás enamorado? Descubre las diferencias y cómo evitar la codependencia

    La dependencia emocional es un patrón de comportamiento que se caracteriza por una necesidad excesiva de afecto y aprobación por parte de los demás. Las personas que sufren esta problemática suelen tener baja autoestima, miedo al abandono, dificultad para poner límites y expresar sus propias opiniones, y una tendencia a idealizar y someterse a sus parejas, amigos o familiares.

    Asimismo, esta condición puede afectar negativamente a la salud mental y física de las personas que la padecen, así como a la calidad de sus relaciones interpersonales.

     

    ¿Cómo saber si lo que sientes por tu pareja es amor o dependencia emocional? 

    A veces, estas dos emociones pueden confundirse y causar problemas en la relación. Aquí te explicamos algunas diferencias clave:

    El amor es un sentimiento de afecto y conexión que surge de la confianza y la seguridad en uno mismo y en el otro. La dependencia emocional es una forma de apego que se basa en la necesidad y la inseguridad, que hace que la persona dependiente se sienta incompleta sin su pareja.

    Algunas diferencias son:

     El motivo de la relación: En el amor, estar con la otra persona nos resulta gratificante y nos aporta bienestar. En la dependencia emocional, estar con la otra persona nos sirve para evitar la soledad y el malestar.

    – La reciprocidad: En el amor, cada miembro de la pareja se adapta al otro y se complementa, respetando sus diferencias. En la dependencia emocional, la persona dependiente se ajusta a las necesidades, deseos y preferencias de su pareja, olvidándose de sí misma.

    – El espacio de cada persona: En el amor, los miembros de la pareja disfrutan tanto del tiempo juntos como del tiempo separados, haciendo cosas por su cuenta o con otras personas. En la dependencia emocional, la persona dependiente no quiere hacer nada sin su pareja y le reclama toda su atención.

    – La confianza y el respeto: En el amor, hay confianza y respeto mutuos, lo que permite una comunicación fluida y sincera. En la dependencia emocional, hay desconfianza y celos, lo que genera conflictos y manipulación.

    – La libertad o la esclavitud: En el amor, hay libertad para ser uno mismo y para elegir estar con el otro. En la dependencia emocional, hay esclavitud para satisfacer al otro y para no perderlo.

    Si crees que tu relación se basa más en la dependencia emocional que en el amor, te recordamos que nuestros expertos estarán encantados de ayudarte para conseguir tu bienestar.

     

     

    Consecuencias:

    • – Ansiedad, estrés y depresión.
    • – Baja autoestima y falta de confianza en sí mismo.
    • – Sentimientos de culpa, vergüenza y soledad.
    • – Celos, posesividad y control.
    • – Aislamiento social y pérdida de identidad.
    • – Problemas de comunicación y resolución de conflictos.
    • – Violencia psicológica o física.

     

    Es importante destacar que no es una enfermedad, sino un problema que se puede superar con ayuda profesional.

     

    ¿Qué tratamientos psicológicos existen para la dependencia emocional?

    – Evaluación del grado de afección y de los factores que la originan o mantienen.

    – Psicoeducación sobre la dependencia emocional y sus efectos.

    – Entrenamiento en habilidades sociales, asertividad y autoestima.

    – Fomento de la autonomía, el autoconocimiento y el autocuidado.

    – Desarrollo de un proyecto vital propio e independiente.

    – Terapia de pareja o familiar si es necesario.

    ¿Afecta más a hombres o a mujeres?

     

    Según algunos estudios , no hay diferencias significativas entre hombres y mujeres, aunque sí hay diferencias en la forma de expresarla y en las consecuencias que tiene.

     Los hombres suelen ocultar más su dependencia emocional por vergüenza o por miedo a perder su imagen de fortaleza, lo que puede hacer que sufran más en silencio y que desarrollen cuadros más severos.

     Las mujeres, en cambio, suelen mostrar más abiertamente sus emociones, ya que la cultura patriarcal les ha hecho creer que deben amar incondicional y abnegadamente a su pareja, lo que puede hacer que toleren situaciones de abuso o maltrato.

    Por lo tanto, se podría decir que este problema afecta tanto a hombres como a mujeres, pero de manera diferente. Lo importante es reconocer los síntomas de este problema y buscar ayuda profesional para superarlo. No es amor, sino una forma de adicción patológica que impide el desarrollo personal y la felicidad.

    Si crees que puedes estar sufriendo de dependencia emocional o conoces a alguien que lo esté, no dudes en contactar a tu psicólogo en Valencia. Este patrón se puede superar y puedes aprender a relacionarte de una forma más sana y satisfactoria contigo mismo y con los demás.

     

    ¡Síguenos en instagram!

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *